Otra vez por Levante I – Paco Morales 1

Voy desaparecida, lo sé. Yo misma a veces no me encuentro, con el cuerpo en Sevilla y con la cabeza al norte. Dentro de poco voy a reencontrarme, y para eso tendré que hacer un post aparte, pero para quien me siga leyendo: estoy, a mil cosas pero estoy. Con tantos frentes que gestionar antes de Navidad dejo el blog abandonado.

Pero sigo comiendo y cocinando, leyendo y enseñando, y las conversaciones gastronómicas con Jorge son siempre más largas y gustosas. Las horas de coche entre una ciudad y otra dan para mucho, y algún día desearía que twitter llevara clips de vídeo porque os reiríais un buen rato.

Paco Morales, restaurante, Bocairent

Ensalada otoñal (foto de Jorge Guitián)

La última aventura on the road ha sido este mes por el Levante: Bocairent, Murcia, Jijona. Por fin he podido conocer a la cocina de Paco Morales, después de años por congresos y eventos le tenía muchas ganas. Llegué sin saber qué esperar, o mejor: esperaba encontrar algo distinto.

A lo largo de la comida, mientras fuera caía la peor tormenta del otoño, han pasado 18 platos que me han confirmado las expectativas. Nada de juegos, ni trampantojos, ni platos ‘divertidos’ a los que nos hemos ido acostumbrando en este tipo de menú largos y estrechos. No que eso sea algo malo, pero fue un poco como despertar y encontrar un paisaje nuevo. No mejor: nuevo, y distinto. Ingredientes no extravagantes, poco (o ningún) alarde de técnica, y poquísimas instrucciones sobre cómo comer (sólo en un plato). En la boca, la verdadera sorpresa. No esa sorpresa del “parece una cosa y luego es otra”, nada de juegos. Si habéis visto a Paco, sabéis que es un chico – un señor, perdona Paco – muy serio. La sorpresa es por la asociación de sabores, nada obvia. Un trabajo que me parece sútil, no de puras traducciones o sustituciones de una cocina a otra. La Ensalada otoñal de la foto de arriba, por ejemplo: en el fondo del plato una crema de cacahuete con trocitos de anchoa, que junto con las setas estallaban en una combinación exquisita, novedosa y al mismo tiempo familiarmente gustosa.

Espinacas tiernas, queso manchego y nueces frescas (foto de Jorge Guitián)

O las Espinacas tiernas, que fueron mi plato preferido aún siendo (o quizás justo por eso) un plato muy sencillo. Las nueces seguro pudieron con mis recuerdos, aunque lo que comía frescas de niña, en el patio del colegio, eran avellanas.

De todos los platos hablamos largo y tendido al final de la comida,  y yo quiero destacar los postres. Suelen ser lo que menos me interesa de un menú gastronómico – o no son interesantes, o son exagerados, o… pero cuando un cocinero consigue capturar mi interés después de 16 platos, para mi es de nota. Sea la Remolacha encurtida, queso de cabra y cal de yogurt sea la Calabaza al horno con sus pipas y crema helada de vinagre me ganaron por ser ligeros y dulces y frescos a la vez.

Calabaza al horno con sus pipas y crema helada de vinagre (foto de Jorge Guitián)

Así que me fui de Bocairent con una sonrisa en la cara (y con una bolsa de ingredientes mexicanos, ¡Gracias Paco!), y teniendo aún menos claro qué esperarme, la próxima vez, de la cocina de Paco Morales. Lo que tengo claro es que será distinto y que me gustará.

One comment on “Otra vez por Levante I – Paco Morales

  1. Reply ProfiChef nov 26,2012 12:31

    muy buenas fotografias .. felicitationes por el blog… !!!!

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: