Otra vez por Levante II – La Tana

Cuando viajamos por trabajo a sitios que nos quedan lejos de la ruta habitual (o sea mi querida Vía de la Plata) intentamos aprovechar para visitar más pueblos, ciudades o establecimientos en la zona. Con razón de nuestra visita a la fábrica de turrones de Primitivo Rovira, fuimos primero al restaurante de Paco Morales en Bocairent, y al día siguiente bajamos a Cabo de Palos, Murcia, para visitar al local de Sebastian Damunt, amigo y conocido de Jorge. Llevábamos con nosotros la peor tormenta del otoño, lo que daba para fotos muy bonicas:

Torrevieja, Alicante, España, mar, tormenta

Comer un día en un restaurante de alta cocina implica que al día siguiente tenemos que pensarnos bien dónde comer… las comparaciones, aunque injustas son inevitables. La elección de La Tana fue perfecta, porque era imposible comparar. Un día cocina creativa y de vanguardia, el día siguiente cocina tradicional de territorio. De ambos restaurantes salí igual de satisfecha, estando claro a qué tipología pertenece cada uno.

Sebastian entendió perfectamente qué le había pedido Jorge: comida de ahí, sin rebuscamientos, honesta y bien hecha. Arroz y salazones, esperaba yo.  Como éstas por ejemplo:

mojama, maruca, huevas, La Tana, Cabo de Palos, Murcia

Mojama de atún y huevas de maruca, acompañadas por unas almendras fritas. O el bonito en semi salazón de esta ensalada:

tomate, aceituna, Murcia, bonito, salazón

Y luego el arroz, un caldero murciano, intenso y de sabor neto

arroz, España, Levante, Murcia, caldero

Los otros platos – unas anchoa aliñadas, y unos calamares de pota en su tinta – no hacen más que redondear una comida que como hilo común tiene la sencillez. El postre final, Pan de Calatrava, aunque no sea mi postre preferido, tiene un lugar en mi corazón por las veces que lo comí en El Ventorrillo Murciano, local de arroces y otra comida murciana en Madrid. La sorpresa del final, un Asiático, del que habíamos leído hace poco hablar a Capel en su blog.

café, Murcia

El día en Murcia fue realmente curioso, esa región me ha atrapado. Me esperaba un Alicante en miniatura, y para nada. A pesar de la construcción salvaje, supongo que nada se acerca a la de Benidorm-Torrevieja, así que cuando nos acercamos a visitar la (apabullante, infinita, extensa, mind-boggling) biblioteca gastronómica de Sebastian,  incluso la Manga del Mar Menor me pareció un lugar casi bonito. Murcia ciudad, también fue un descubrimiento, y la Plaza del Cardenal Belluga, con a un lado la Catedral baroquísima y al otro el edificio de Moneo minimalísimo, está ahora mismo en mi top ten de plazas preferidas de España (las otras nueve las pienso luego).

Sebastian Damunt tiene tropecientos blog, uno de ellos es Los Amigos de la Tana, donde cuenta de los clientes del restaurante – aquí estamos nosotros. Un placer Sebastian, que nos abrieras las puertas de tus casas!

La Tana
Paseo de la Barra, 3
30370 Cabo de Palos (Murcia)
968 563 003 – 968 563 425
latana@la-tana.com
http://www.la-tana.com/ 

%d personas les gusta esto: