Dos días en Vigo

Yo creía que mudarme al norte querría decir menos kilómetros, más tiempo en casa. Qué va: llego de dos días en Vigo, mañana a Ourense, lunes y martes en Santiago – y menos mal que llega el Entroido, que implica el paro de cualquier actividad que no sea comer cocido o disfrazarse.

Vigo DomecqVigo me ha parecido una ciudad ciudad, con sus cosas buenas y sus cosas malas; había estado sólo un día, hace dos años, y esta vez tampoco tuve ocasión de ver mucho. Pero por lo visto voy a volver pronto y más veces: la acogida de los talleres en Don Chiringo ha sido apabullante, y yo me he sentido muy arropada.

Arriba, un azulejo en Policarpo Sanz que demuestra que los vinos de Jerez pueden tener un sitio aquí en Galicia (Barbadillo, me leéis?).

20130131 05 Vigo radio SerUna visita a Radio Vigo SER, y es siempre un placer volver a encontrarme con el rey en los lugares menos pensados.

IMG_20130131_114432En la radio estábamos por Carmen Albo, a la que quiero en particular por su obsesión con las dietas protéicas estilo Dukan. No la quiero porque las hace (e incluso escribe libros sobre ellas, ahí va el segundo, que nos regaló) sino porque tiene un enorme sentido del humor que hace que pueda bromear del tema con ella. Además, considerando que vino al taller de Pasta, y casi a el de Arroz, se merece todo mi cariño y admiración.

No sé si hay podcast del programa, que se emitirá el sábado a las… uhm… en fin, si lo encuentro lo pongo. A mi la radio me da mucho corte, aunque con Carmen de conductora todo es más fácil.

IMG_20130131_121130

Me encantó la escultura de Verne, en el puerto. Aunque la verdad, al ver esos tentáculos, más que en 20.000 Leguas de Viaje Submarino pensaba en un pulpito a feira…

De vez en cuando pienso “eso es un post”, pero se queda en el tintero porque estoy fuera, tengo que procesar las fotos (o quedan como estas, del móvil).

La semana que viene, que es Entroido y eso, tengo menos movimiento.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: